Archivo del autor

#HoyLeemos: Bébés du Monde

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES
Bébés du Monde
Béatrice Fontanel ~ Claire d´Harcourt

Anuncios

21-febrero-2014 at 1:58 pm 6 comentarios

Sigo viva

Hola EcoFamilias,

entro por aquí para deciros que sigo viva. En Facebook no he dejado de compartir cositas, pero el blog sí que lo tengo un poquito paradito. ¡Dadme un empujón! ❤

Os cuento muy resumida mi vida en estos últimos meses. Me he dedicado a vivirla en analógico mayormente. Aunque eso tampoco es real del todo, ya que he necesitado de la tecnología para poder disfrutar de este último año. A mi compi de vida le ofrecieron la primavera pasada un trabajo en EEUU, y “p’allá” que se fue. En verano nos trasladamos toda la familia y allí hemos vivido hasta Navidad, en el sur de California. Me emociono al hablar de esto. Lo he disfrutado todo lo que he podido de la experiencia, y todavía estoy asimilando el regreso.

Así que bueno, sigo viva y quiero seguir viviendo. He retomado mi tienda online Cada Mochuelo a su Olivo y los talleres de portabebés, y estoy deseando volver a verme muy ocupada por las mañanas.

¡Gracias a todos los que seguís por aquí!

12-febrero-2014 at 11:35 pm 1 comentario

Dame tu nombre, por Isabel Pérez Salas

DAME TU NOMBRE

Fola corría por la carretera de tierra entre todos los demás. No cargaba casi nada, apenas su bebé de cinco meses, al que protegía de los vaivenes de su carrera con su brazo derecho.El izquierdo lo usaba para tomar de la manita a su hija de cuatro años a la que intentaba quitarle el miedo con miradas de aplomo fingido y palabras suaves que se perdían en el estruendo de los tiros lejanos y los lloros cercanos.
Vistos desde fuera , eran una familia africana más, una familia despedazada por guerras inútiles y crueles, arrancada de su vida, corriendo al huir de su aldea con el objetivo de salvar la vida.
Visto desde dentro era una mujer asustada al extremo , una madre que ponía todo su empeño y sus fuerzas en llevar a sus hijos lejos de aquel infierno. Ella tenía un plan sencillo y claro,llegar lo más lejos posible lo antes posible.

Hasta hacía unas semanas Fola, su marido y sus cuatro hijos tenían una vida más o menos apacible a la que llegaban a veces ecos de guerras lejanas, pero en pocas semanas los ecos se hicieron voces y al final presencia viva. Su marido se había marchado dos días antes tratando de poner a salvo a los dos hijos mayores, uno de catorce años y otro de doce, para evitar que fuesen reclutados como tantos niños y obligados a convertirse en asesinos precoces.Niños soldados los llaman.
Estuvieron de acuerdo los dos,hablaron varias horas y decidieron que ese era un destino que no deseaban para sus hijos amados . El marido intentaría pasar la frontera con los hijos, y ella se juntaría a las mujeres con bebés que esperarían los camiones de la cruz roja para reunirse con ellos en el campo de refugiados que decían que había a 140 kilómetros al norte. Parecía un buen plan y como tampoco tenían muchas alternativas, se despidieron serenamente tratando de no demostrar pánico .
No querían provocar más dolor ni miedo a los niños y por eso, ese hombre y esa mujer, que se habían mirado tantas veces durante largos minutos a los ojos al hacer el amor en sus noches de intimidad y cariño, apenas se miraron un poquito a la hora de despedirse tal vez para siempre , con miedo los dos de prender sus miradas y que eso les impidiese la separación. Al abrazarla él le dijo:
– Ya lo sabes todo…¿ Que puedo añadir?
Y ella le respondió:
– Claro que lo sé vete tranquilo. Está todo dicho, mi amor.

¿ Qué otra cosa puede decirle una mujer a su hombre en una hora tan mala? Después del último beso y el último toque cada uno se concentró en su misión y en los hijos de los que se hacía cargo. Ella lo miró alejarse animado , un niño de cada lado, sin darles la mano para que se sintiesen hombrecitos , cargando cada cual unos hatillos con lo mínimo. Solo el menor se volvió una vez para mirarla, y ella que estaba preparada para eso, le hizo un gesto alegre de despedida mientras se bebía las lágrimas de aquel adiós tan tremendo.

Después preparó sus cosas. Decían que los camiones llegarían por la mañana para recoger a las mujeres, pero los que llegaron fueron unos todo terreno cargados de hombres que disparaban a todo lo que se movía. Fola tuvo suerte , porque unos minutos antes de empezar aquella matanza ella había sentido la necesidad de acercarse a la entrada del bosquecillo por el que se habían marchado sus hijos y su marido, y como la niña estaba despierta, ansiosa y preguntando cuando iban a juntarse a los hermanos, ella decidió que en vez de esperar en casa podían esperar dando un paseito para amenizar la situación.
Por eso cuando empezaron los tiros, ella se encontraba fuera del alcance . No pensó en nada, apenas salió corriendo en disparada arrastrando a la nena. A ratos la hacía correr a su lado, a ratos la cargaba hasta que el brazo se le acalambraba. Descansaban cuando sentía que iba a morir por el esfuerzo y después seguían avanzando. Quería llegar a la otra carretera, la que habían construido para transportar el coltán unos meses antes.
Así el día entero, más tarde pasaron la noche acurrucados los tres juntos. Ella agradeciendo a sus pechos la leche que le permitió alimentar al bebé y a la niña y analizando si sería buena idea rezar o mejor no llamar la atención de los dioses. Decidió quedarse callada porque ante aquellos dioses tan crueles que permitían tantos desmanes, parecía buena idea pasar desapercibido.

Al amanecer salieron del bosque y encontraron otras personas asustadas que se movían en la misma dirección. Nadie saludó a nadie, nadie preguntó nada. Era una fila más o menos ordenada de mujeres y viejos que llevaban sus niños con el único fin de salvarlos y salvarse. Parecía que todo podría terminar razonablemente bien cuando de pronto oyeron una avioneta que se acercó rápida. Algunos saludaron alborozados pensando que era la ayuda que esperaban, otros miraron callados y otros como Fola regresaron al bosquecillo que bordeaba la carretera por el miedo que todo les provocaba desde hacía días.
La avioneta bajó y abrió fuego contra la fila. Fola le tapó las orejas a sus hijos mientras los apretaba contra ella y mentalmente espantaba las balas con la fuerza de su pensamiento. Imaginó una burbuja de protección y allí se quedó meciéndose con sus hijos como cuando te duele una muela o un niño llora sin consuelo. Mecer el dolor y el miedo es un recurso humano que no se sabe porqué funciona pero todos lo practicamos alguna vez cuando no se nos ocurre nada mejor, y siempre consuela un poquito.

Cuando acabaron los tiros y la avioneta se alejó, fueron saliendo poco a poco del bosque los que se habían salvado. La carretera era un reguero de cuerpos vestidos con alegres colores y posturas imposibles. Casi todos muertos, algunos heridos. Fola decidió ignorarlos, no podía hacer nada y ella estaba alli para sobrevivir. Sujetando la manita de su niña y acariñando al bebé que estaba metido en un paño amarrado a su cuello , aceleró el paso sorteando cuerpos.

Todo iba bien hasta que sus ojos encontraron los de una mujer herida. Una mujer más joven que ella, que trataba de incorporarse y la llamaba con su mano ensangrentada. La chica consiguió juntar unas palabras y casi las suspiró:
-Ayúdame.Ven

Fola no quería ayudar. No quería ir.Su responsabilidad eran sus hijos y no quería perder su tiempo, pero la chica la había mirado, la había llamado y ella se acercó con una disculpa preparada, que la otra pudiese entender al negarle la ayuda. La mujer tendida en el suelo se incorporó un poquito y entonces Fola vio que estaba encorvada sobre un bebé. Un bebé intacto debajo de una madre moribunda en una carretera llena de personas asustadas.Justo lo que ella necesitaba.
Se acercó sin decir una palabra,y sin soltar a su hija se agachó al lado de la otra madre,mirándola sin hablar.
¿ Qué se le puede decir a una mujer que se está muriendo desangrada en un mundo hostil dejando un hijo desamparado? Se miraron las dos. Los ojos de la joven iban del bebé a la niña y al rostro de Fola de nuevo.Tal vez buscando palabras también.
Las mismas palabras que sirvieron horas antes para despedir a su marido le parecieron adecuadas para dirigirse a aquella desconocida y por eso las dejó salir con suavidad:

– Lo sé todo. Está todo dicho. Quédate tranquila mi amor.

Y soltando un instante la manita de su hija, cogió el bebé de la otra y lo acomodó en el mismo paño donde estaba el suyo. Enseguida volvió a recuperar la mano de su niñita que esperaba extendida en el aire.

Era el momento de la despedida y las dos sabían que era para siempre. La joven consiguió sonreír y Fola sacó el valor de pedirle:
-Dame tu nombre, para que pueda enseñárselo un día
Pero la chica ya no tenía nada más que dar. Le había dado todo y sus ojos ya estaban cerrados.

Fola no se paró a ver si estaba desmayada o apenas muerta. Se levantó y con sus tres hijos siguió su camino.Agradeciendo a sus pechos la leche que garantizaban la vida.

28-octubre-2013 at 3:17 am Deja un comentario

Kanga, algo más que una tela (por Elena García Morales)

Os dejo un artículo maravillo escrito por una EcoMadre: Elena García Morales. Mamá y tía canguro. Junto con su hermana ha creado el blog Familia EcoVerde, desde donde reproduzco íntegramente este escrito, y que os invito a conocer y seguir, porque es muy interesante si os apasiona, como a  mí, llevar un tipo de vida más natural.

OTRA TELA DE USOS MÚLTIPLES: EL KANGA AFRICANO

¿Os acordáis del artículo que publicamos hace un par de semanas sobre el Furoshiki? Pues en este caso la cosa también va de tela. Por si no habíais tenido bastantes ideas sobre lo que se puede hacer con un tejido.

¿Habéis estado alguna vez en África? No me refiero a Marruecos ni a Túnez, ni a Libia, ni a Egipto, sino al África Subsahariana. Si la respuesta es “no” os recomiendo con fervor hacerles una visita, pero eso al continente en general, donde la naturaleza se muestra tan intensa que no te parece real, ver los mares cálidos de la costa del Índico, la sabana, o el desierto, no os imagináis como engancha todo eso, allí realmente te das cuenta de lo alejados que estamos los occidentales de la madre tierra muchas veces y lo que podemos aprender en cuanto al uso de la imaginación y de los recursos naturales. Otro día os escribo una entrada con todo lo eco que he aprendido en mis visitas a este maravilloso continente .En fin… que me enrollo como una persiana, se nota que me apasiona…
Volvemos al tema, una de las cosas que más llaman la atención cuando viajas al África bajo el Sáhara son las telas coloridas con las que las mujeres y algunos hombres visten de los pies a la cabeza. A simple vista parecen confeccionadas, pero son piezas textiles anudadas con arte y destreza como pañuelo, falda, camisa, rebozo, y todo lo que puede conseguirse con un tejido: se les conoce como la tela de los múltiples usos y su nombre es kanga o paño africano.
Son piezas de telas rectangulares tejida en algodón, también se le conoce como tejido wax. Sus medidas normalmente son de 1,20 por 1,75 metros, pero también se hacen dobles simétricos para usos que requieren más cantidad de tela. Tienen motivos africanos, a veces de gran calidad artística, que se enmarcan en unos bordes en los que se escriben frases , normalmente en swahili , idioma que por cierto tiene una estructura gramatical no muy diferente del nuestro. Suelen ser proverbios o refranes, que se llaman jina (literalmente “nombre”). Veamos algunos ejemplos:
Majivuno hayafai. La codicia nunca es útil.
Mkipendana mambo huwa saw. Todo está bien si nos amamos unos a otros.
Japo sipati tamaa sikati. A pesar de que no tengo nada, no he renunciado a mi deseo de conseguir lo que quiero.
Wazazi ni dhahabu kuwatunza ni thawabu. Los padres son de oro, cuidar de ellos es una bendición.
Mirad qué bonitos pueden llegar a ser:

 

Fuente: http://stefaniesadowsky.wordpress.com/author/stefaniesadowsky/

 

Origen e historia del kanga africano

Kanga (o khanga) significa “para envolver” o “cerrar”. Se cree que pueden tener su origen en telas que llevaban los comerciantes árabes de la costa. Es fácil encontrarlos en Kenia, Tanzania, Namibia, Zambia y Malawi. También en Madagascar, donde se les conoce como lambas y las frases están escritas en malgache. Kikoi y kitenge son otras maneras de denominar a telas que, con sutiles diferencias en cuanto al grosor del tejido, se utilizan para lo mismo.

 

La cuestión es que se ha convertido en una prenda tradicional e imprescindible que se regala a los niños o por Navidad y que se usa para todo: son un fantástico souvenir que muchos turistas buscan y encuentran en mercados locales de estos países a un precio muy asequible. Yo compré algunos en Mombasa (Kenia) hace 8 ocho años ya, los utilizo muchísimo, y están como nuevos.

 

Uso como portabebés

¿No os encantan estampas como ésta?:

Foto de: http://taniaadam.wordpress.com/2011/11/06/el-kanga-i-un-simbolo-de-la-mujer-africana/

Y esta soy yo utilizándolo cuando mi hija tenía 7 meses:

Este es uno de los usos del kanga que más llama la atención, el de llevar al bebé pegado a su madre. Laura es una española que trabaja en un proyecto de comercio justo en Senegal, llamado Kanguráfrica para la fabricación de paños africanos. Los vende en su tienda Kangura y también los distribuye por toda España. En su blog nos explica cómo usarlo para colocarse al bebé,“fundamentalmente a la espalda, como llevan las africanas a sus hijos desde que nacen”. 

Nos explica que “el niño va en la espalda de su mamá con las piernas y brazos dentro de la tela si es un bebé pequeño, o por fuera si es más mayor. Tiene una postura que respeta su fisiología. Resulta muy rápido de atar, aunque debe ajustarse de vez en cuando. Para usar el paño/kanga como portabebé se ata delante con dos nudos, uno encima del pecho y otro debajo”.

También nos da los siguientes consejos para quienes se aventuren a llevar a su bebé de esta manera (os lo recomiendo vivamente), que nos asegura que es muy práctica y cómoda, sobre todo para ratos cortos:

-La tela puede cubrir los brazos del bebé hasta el cuello o bien pasarle por debajo de las axilas y dejar los brazos libres.

-Para acortar la figura en el caso de los bebés más pequeños, una vez atada la tira superior, se puede doblar hacia dentro la parte inferior de la tela y luego anudar.

-La tela pasa por debajo del culete del niño y las tiras suben por la parte exterior de sus piernas.

¿Queréis ver cómo se coloca? Pues mirad este vídeo ( por cierto es el mismo paño que tengo yo en la foto más arriba):

 

Uso para vestir

No hay más que darse una vuelta por uno de esos países de los que os hablo para observar como sus gentes usan los kangas para vestir en su día a día.

Fuente: http://www.masterjules.net/kangas.jpg

Mirad aquí las muchas maneras que hay de ponérselo:

El kanga es funcional, sí, pero también, como todas las cosas que definen una cultura, tienen un valor sentimental, y muchos emigrantes africanos los llevaron en sus maletas a otros continentes y ahora también ocupan las pasarelas.Marcas como Addidas o Burberry los han incorporado a sus colecciones.

¿Que si el kanga tiene más usos? Como mantel, pareo, toalla, funda de sofá… ¿se os ocurren más?

 

Y hasta aquí el post de Elena, al que quiero añadir alguna imagen más:

IMG_3095

IMG_3092

 

IMG_2845

 

 

29-enero-2013 at 1:38 pm 3 comentarios

Me han hecho un regalito

Mi amiga Hormiga Verde, de Bebés y Especias, me ha hecho un regalito: un dibujo precioso que ilustra el nombre de mi tienda, Cada mochuelo a su olivo. Espero que os guste, ¡y a vuestros peques también! Me los podéis mandar coloreados y los cuelgo aquí, ¿os parece?

 

mochuelos23

Cada mochuelo a su olivo es una expresión que usamos cuando un grupo de personas se disuelve después de una jornada, y cada uno se va a su casa. Por ejemplo cuando los peques salen del cole, o después de una comida familiar.

28-diciembre-2012 at 10:16 am 4 comentarios

Mi propósito para la nueva era

No me gusta hacer propósitos de Año Nuevo.
Desconfío de todo aquél que dice apagar su último cigarrillo antes de que suenen los cuartos, y el Día de Reyes vuelvo a ver fumando.
No creo en las personas que empiezan una dieta el 1 de Enero y repiten porción del Roscón de Reyes.
Se me queda cara de tonta cuando a alguien le regalan un abono para el gimnasio y va una sola vez (o ninguna).
No creo en los propósitos de Año Nuevo.

Así que yo me voy a hacer un propósito para la Nueva Era. Porque sí que creo en la gente, en el movimiento social, en la ecología, y en las buenas ideas para dejar de estropear el mundo y vivir mejor. ¿Cuándo dicen que empieza? ¿El 21, el 22? Da igual, yo creo que ya ha empezado, así que me uno en cuerpo y alma y proclamo a los cuatro vientos que…

Voy a ser vegetariana

(al menos 5 días a la semana)

¿Por qué vegetariana y no vegana? Lisa

Pues porque me gustan los derivados lácteos, los huevo y los productos que provienen de los animales sin causarles la muerte, como por ejemplo la lana. Apoyo la lucha en favor de los derechos de los animales, y como consumidora apuesto por los productos eco. Y os pongo como ejemplo los huevos. Leed qué nos cuenta sobre ellos Bebés y Especias, y podréis elegir con conocimiento.

¿Por qué “al menos 5 días a la semana”?

Porque me parece un buen comienzo para alguien a quien le gusta comer carne y pescado. El saber que al menos un día podremos comer algo de pollo, y otro día algún pescado, nos hace sentirnos más seguros con esta decisión y menos ansiosos. También porque a veces nos invitan a comer y tal vez no es al mejor momento o la mejor ocasión para rechazar un plato. O porque viajamos a otro país y nos gusta conocer su gastronomía, que seguramente incluya algo de carne o pescado.

¿Qué pasa con la dieta?

También se puede ser vegetariano y seguir una dieta de control de peso siguiendo las recomendaciones del nutricionista. Una de las pautas que podemos seguir es la de la combinación de alimentos basándonos en tres grupos:

  • Verduras y hortaliza vegetarianismo 48(lechuga, tomate, cebolla, ajo, calabaza, calabacín, pepino, puerro, espárragos, pimientos, setas, acelgas, espinacas, coles, brócoli…)
  • Féculas (patata, zanahoria, legumbres, pasta, arroz, berenjenas…)
  • Proteínas (normalmente de origen animal, así que nos quedamos con los huevos y los derivados lácteos; además de la soja, la quinoa, y otras legumbres).

Normalmente combinaremos el primer grupo con el segundo o el tercero. No debemos combinar las féculas (que ya tienen proteínas) con el grupo de las proteínas. Las típicas patatas fritas con huevo que me daban para cenar mis abuelas, no son la mejor opción.

Sin olvidarnos de las recomendaciones clásicas como no tomar alcohol, dulces, salsas industriales, grasas, fritos, etc. Y hacer algo de ejercicio.

Entonces, ¿cómo quedaría la pirámide alimenticia?

4v27n09-13127386fig03Pues quedaría así, tampoco cambia tanto. La base sigue idéntica, y el segundo peldaño también. Cuidado con los frutos secos. Tienen buenas proteínas, pero también muchas grasas. Vale, grasas de las “buenas”, pero nunca en exceso.

Podéis ver una pirámide nutricional vegetariana muy bien explicada en este artículo de “Hazte Vegetariano”

¿Y si me quedo “en blanco”?

En blanco, ¡nunca! Siempre hay combinaciones disponibles y con un poco de práctica verás qué sencillo es incorporar esto a tu vida. Puedes encontrar recetas y mucho a poyo en los blogs de Bebés y Especias, Mis Recetas Anticáncer, Vegetarianismo.net, etc
Y si quieres unirte a un buen grupo de Facebook, allí tienes Familias Vegetarianas o en Proceso. Muy útil e ideal para una consulta rápida y compartir recetas y trucos.

Con lo que me gustan a mí los libros de cocina…

Una cosa no quita la otra. Algunos de mis libros de cocina preferidos tienen muchas recetas en las que los ingredientes principales no son carne ni pescado.
26746528El libro Recetas de Cocina Sevillana, de la Diputación de Sevilla, viene cargado de entrantes, sopas, verduras, pastas, arroces, huevos, cocidos, potajes… incluso la famosa repostería sevillana, que no sólo la saben hacer las monjas de los conventos de clausura.

De aquí aprendí yo a hacer mis deliciosas magdalenas, pisto, brócoli con patatas y huevos…

Me lo regaló una de mis tías cuando me independicé, y me encanta.

imagenProductoMarruecos. La cocina mediterránea, de la editorial Könemann es un libro que trae 8 imágenes por cada receta. ¡Ideal para novatos! Viene una foto de los ingredientes, seis del paso a paso, y una última, preciosa siempre, del plato bien presentado. Aquí podemos encontrar deliciosas ensaladas, algunos otros entrantes, sopas, y una repostería rica, variada y sorprendente. La pena es que las recetas de tajines y cuscús no son vegetarianas, pero yo os animo a hacerlas sin carne, sólo con las verduras. Salen igualmente deliciosas.

9781407504667-lCocina sana para niños, de la editorial Parragon. Lo compré cuando mi hija mayor se lanzó al mundo de la “comida-que-no-es-teta”. No os creáis que le gusto ese mundo. De hecho, le cuesta mucho comer y no quiere probar cosas nuevas. Me ayudo de libros de cocina para que ella se interese un poco, me ayude a cocinar, y luego coma algo. Dicen que si tú lo has cocinado, te sabe mejor, ¿no? Pues en ese camino estamos.

Este libro habla además un poco de nutrición infantil, explica las recetas paso a paso, y viene con unas fotos muy llamativas, que te motivan a superarte en la cocina. Algunos de sus apartados son: almuerzos y comidas para llevar, fiestas y comidas en familia.

Del libro Cazuelas del Mundo no encuentro foto. Lo compré en “una tienda sueca enorme”y está genial. Habla de cazuelas, paellas, tajines y woks. Todos son unos recipientes estupendos para cocinar a fuego lento y con pocas grasas, y es lo que este libro nos enseña. Tiene varias recetas vegetarianas con muy buena pinta.

Y aquí os dejo mis dos últimas adquisiciones, que aún estoy explorando:

getcoverRecetas Vegetarianas, de Magdalena Estrada. El que yo tengo es una edición sin fotos, y me da un poco de pereza ponerme con él. Pero es pequeño, fácil de transportar, y sus recetas son claras y concisas, sin demasiados ingredientes, y ninguno rebuscado.

El capítulo de “platos básicos” hay que tenerlo a mano. Es un buen sitio por donde empezar.

 

 

8479010460El Gourmet Vegetariano, de Colin Spencer, es un libro bastante teórico. Habla de nutrición, de todo tipo de especias, verduras, frutas, legumbres… Tiene muchas y muy interesantes recetas, y lo que más me gusta, un capítulo titulado “La Familia Vegetariana”. Donde habla de bebés y niños pequeños con recetas para ellos, de adolescentes, sobrepeso, embarazadas, deportistas y ancianos. Terminando con una planificación de un menú semanal para invierno y otro para verano.

Y con toda esta información os dejo hoy. Espero que os sea de utilidad y os animéis a reducir vuestro consumo de carnes y pescados.

Y si os planteáis el gran salto hacia el veganismo y la lucha por los derechos de los animales, os invito a suscribiros a una lista de páginas de Facebook llamada Vegan, y creada por mi querida amiga Cristina V. R. Gracias linda.

20-diciembre-2012 at 5:26 pm 2 comentarios

Es de bien nacida…

… ser agradecida.

Y hoy quiero darle las gracias a varias personas por compartir sus proyectos conmigo. Muchas gracias por confiar en mí para caminar juntos, sea corto o largo nuestro camino.

Saray me ha enseñado La Carpa, Espacio Artístico

Lugar mágico donde diferentes artistas representan sus funciones y trabajan juntos para sacar este espacio adelante. Es una parcela con varias zonas muy interesantes. Tienen una carpa grande donde se hacen las actuaciones, otra pequeña que usan para hacer talleres de circo para los peques, y varios módulos prefabricados con distintos usos. Nos sorprendió muchísimo la “casa araña”, bajo la cuál podemos tomar algo al estar junto al ambigú.
Estas Navidades tienen muchas funciones familiares, así que si estáis en Sevilla, os invito a conocerles.

Lidia y Mila me invitaron a dar una charla para su proyecto Ser Madre, y la hicimos en el centro MyLand, que es un espacio para niños de entre 3 y 6 años. Si os hablo de ambos proyectos me quedo corta, así que más vale que visitéis sus páginas, os gustarán.

En esa charla he conocido a Anabel, que es mamá bloguera. Tiene un peque y está embarazada, y en su blog MiMamitaBlog comparte sus experiencias. Recomendado para todas las mamás que, como yo, disfrutamos leyendo a otras mamás e identificándonos con ellas.

Y por último Carlos y su mujer, que son padres de un niño precioso. ¡Le di unos besos…! Carlos es fotógrafo, y de los fotógrafos no se habla porque sus imágenes ya lo cuentan todo ;-). Así que pasad a Lo Más Lindo y mirad qué fotos tan bonitas. ¡Me han encantado!

(Y otras gracias especiales a Marta, que disfruta viniendo a mis talleres y yo de su compañía).

18-diciembre-2012 at 12:09 pm 6 comentarios

Entradas antiguas


EcoMadres

Tienda de portabebés, pañales de tela y algunas cositas más

Talleres de portabebés en Palomares del Río, Sevilla.

Escribe tu dirección de correo electrónico

Únete a otros 264 seguidores

En Facebook

Pinterest

Follow Me on Pinterest

Red Canguro

Yo soy mamá cangura

Rosa Elena & family

Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Breastfeeding tickers Daisypath Anniversary tickers PitaPata Cat tickers

Ten en cuenta esto

¿A qué cubo tiro….? Respuestas concretas a residuos dudosos

porque no cojo el sueño si estoy sola…

Me acompañan desde…

Locations of Site Visitors

por la reforma de la ley electoral