Posts tagged ‘vida’

Navidad adelantada

El día 4 de Diciembre fue Navidad. Esa madrugada una estrella fugaz bajó del cielo, tan fugaz, profunda e intensa como una vida cortita,y nos iluminó el camino. Como los Reyes y pastores la vimos pasar, y la seguimos hasta el amanecer, caminando juntos detrás de ella. La encontramos por la mañana sobre su familia, que sonreían felices, por fin con los brazos llenos. Llenos de vida, de amor, y de paz. Llenos por una niña que viene al mundo para hacernos felices, para traernos esperanza, para hacernos llorar de alegría y emoción a los que lloramos de pena cuando su hermana se convirtió en estrella. Y lloramos unidos, porque esta niña nos recuerda que somos humanos, que tenemos la capacidad de emocionarnos y de seguir construyendo un mundo mejor, juntos, por nuestros cachorros.

Sus padres le han puesto un nombre precioso, que significa “que tiene salud”. Es lo que queremos las madres, que nuestros hijos estén sanos, y ella lo está. Me la imagino fuerte, en el pecho de su madre, mirándola como sólo un bebé sabe mirar a su madre, como sólo una madre sabe mirar a su cachorro. Se huelen, se reconocen.

Se ha adelantado la Navidad, ya huele a canela.

Anuncios

5-diciembre-2011 at 1:20 pm 13 comentarios

Lactancia artificial en Mozambique

Estoy muy sorprendida estos días ante la avalancha de blogs hablando sobre todo de dos temas: de la incorporación de Soraya Sáenz de Santamaría al trabajo una semana después de dar a luz, y sobre la campaña de una conocida cadena de televisón que va a enviar “leche maternizada” a unas aldeas de Mozambique.

Sobre el primer tema me guardo mi opinión, no voy a ser capaz de sentir empatía por esta persona. Lo siento mucho por su bebé, o “el crío”, como lo llama ella :-S

Pero sí que quiero opinar acerca de la campaña “Una semilla, una vida” que así es como se llama. Sinceramente me parece un proyecto precioso. Pretenden conseguir que unos 400 niños de Mozambique salgan de la desnutrición. Para ello van a desarrollar dos proyectos conjuntos. Uno a largo plazo, llevando semillas para que las familias puedan crear sus huertos de los que alimentarse durante su vida; y otro a corto plazo, donando “leche maternizada” para que los niños. Y aquí es donde me asaltan mis dudas.

Busco en la página web de la campaña y en el apartado de preguntas frecuentes encuentro ésta, la misma pregunta que muchas personas nos hacemos:

En el caso de los niños, ¿por qué no basta con la leche de las madres?

En muchos casos las madres están enfermas o muy débiles y  no pueden proporcionar la leche nutritiva a sus hijos. Por otro lado, la zona ha sufrido en los últimos años una verdadera epidemia de SIDA, y muchas madres no amamantan a sus hijos por el riesgo de contagio.  Así,  con el suministro de leche maternizada, además de alimentar a esos niños desnutridos,  evitamos que muchos bebés que no han nacido con el VIH, lo contraigan durante la lactancia.

Como asesora de lactancia, y por mi propia experiencia, sé que lo más importante, lo principal, es que el bebé se alimente. Y aquí me da igual que sea con la leche de su madre, con la de fórmula o con la de una cabra. Lo ideal es que sea con la leche de su madre, que es la que está preparada para el bebé, con los nutrientes que necesita, y con los anticuerpos necesarios para un niño tan pequeñito. En los casos en los que la madre no puede realmente dar el pecho, por desnutrición severa (se deja de producir leche, hipogalactia), o por el riesgo de transmitir una enfermedad como el sida. Se sabe que el sida puede transmitirse en el embarazo o durante el parto, pero también puede transmitirse a través de la lactancia materna.

En estos casos está más que justificada la lactancia artificial, y me alegro enormemente que esta campaña le salve la vida a estos niños. Pero ahora vienen mis dudas, ¿se seleccionarán a estas familias o van a darle el biberón a todos los bebés de esas aldeas? ¿Qué pasa con las mamás que están sanas? ¿Se las apoyará para que puedan dar el pecho? Una mamá lactante desnutrida puede ser alimentada, y así ambos, mamá y bebé, se verán beneficiados por esta ayuda. Una mamá con mastitis, infección, grietas, etc. puede ser tratada y seguir amamantando. Un bebé con frenillo o con problemas para el agarre también puede conseguir acceder facilmente al pecho de su madre con un poco de ayuda. Estas ayudas pueden ser médicas, o en algunos casos, de asesoras de lactancia. ¿No sería precioso tener un Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna (GALM) en Mozambique? Se ayudaría a estas familias que sí pueden amamantar, y otros niños, que no tienen esa suerte, podrían recibir su biberón. ¡Más para repartir!

O un grupo de nodrizas, a lo Salma Hayek, ¿no sería increíble? Mucho más bonito. Eso sí que sería una ayuda “de madre a madre”.

Y luego está el tema del agua. ¿Con qué van a preparar los biberones? Me imagino que les darán agua embotellada también. ¿Y para fregarlos y esterilizarlos? Muchas personas se están haciendo las mismas preguntas, y hay entradas muy interesantes en los blogs. Os voy poniendo una lista de ellos:

 

 

24-noviembre-2011 at 1:33 pm 9 comentarios

Las vidas cortitas

Hay vidas largas, centenarias, que al final de sus días han vivido inumerables experiencias e influído, de una forma u otra, en cientos de personas.

Hay vidas cortitas, demasiado cortitas, el final de sus días era también el principio. Han vivido pocas experiencias, pero influído enormemente en las personas que les conocieron.

De algunas vidas nunca se llega a saber que existieron. Si mamá no estuvo atenta tal vez no se dió cuenta de que ese retraso y esa regla abundante fueron un embarazo que no se consolidó.

Otras vidas nos acompañan unas semanas. Hacemos planes para ellas, creamos un proyecto, pero se van pronto y dejan una huella muy profunda en unos corazones rotos.

Mi Amiguita vivió 43 semanas dentro de su mamá, y unas pocas horas fuera. Viví su embarazo con mucho cariño. Tuve el placer de tocarla mientras ella chapoteaba en su líquido amniótico, y sé que le gustaban los helados que su mamá se comía. Así la conocí y así la recuerdo. Porque ella existió, estuvo ahí, todos la sentimos y le hicimos un hueco en nuestros corazones. Mi Amiguita tuvo mucha suerte. No nació en una fría sala de partos en un hospital, con gente hablando fuerte, luces potentes y manos demasiado rápidas. Ella eligió el momento y el lugar. Y llegó por la noche, nació en su casa, y sus padres fueron felices por haberle dado el mejor nacimiento. Disfrutaron de ella, le hablaron, la olieron, se cogió al pecho. Pero algo no iba bien…

De hecho muchas cosas iban mal y en el hospital no pudieron hacer nada por ella. Se fue dormida mientras todos estábamos despiertos, con el alma puesto en ella. Mi Amiguita no podía quedarse.

Un año después le agradezco su vida, que me uniese un poco a su familia, y que permitiese que ahora sea su hermanita quien vaya a nacer de una mamá como la suya. Una mamá con mucho amor por repartir.

Hoy enciendo tu velita, Amiguita, y con un deseo para tus padres la soplo.

23-octubre-2011 at 11:50 pm 16 comentarios


EcoMadres

Tienda de portabebés, pañales de tela y algunas cositas más

Talleres de portabebés en Palomares del Río, Sevilla.

Escribe tu dirección de correo electrónico

Únete a otros 264 seguidores

En Facebook

Pinterest

Follow Me on Pinterest

Red Canguro

Yo soy mamá cangura

Rosa Elena & family

Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Breastfeeding tickers Daisypath Anniversary tickers PitaPata Cat tickers

Ten en cuenta esto

¿A qué cubo tiro….? Respuestas concretas a residuos dudosos

porque no cojo el sueño si estoy sola…

Me acompañan desde…

Locations of Site Visitors

por la reforma de la ley electoral